Vacunación para trabajadores de la salud

Toda actividad laboral tiene sus recomendaciones y cuidados, los riesgo son diversos para todas las personas, dependiendo de su entorno y condiciones; en el sector salud esto no varía, al tratar tantas personas con diferentes afecciones los cuidados tanto del entorno de servicio, como los instrumentos empleados son constantes y de delicada manipulación, la asepsia es vital.

De la misma manera el personal de guardia, enfermeros, doctores, e incluso personal administrativo, de aseo o dependientes, están continuamente afectados por su entorno laboral, un entorno que por su misma particularidad, se ve en riesgo de enfermedades, virus y parasitos. No solo se trata de proteger al trabajador del sector salud de pacientes infectados, se trata también de proteger a los pacientes de trabajadores del sector salud infectados.

Un ambiente óptimo de trabajo también compete a todos sus miembros y estos a su vez tienen diversos niveles de riesgos, de igual forma diversos y específicos esquemas preventivos según su perfil. Estudiar su cuadro de enfermedades inmuno-comprometidas es vital para si mismos, sus pacientes y las familias de todos.

Las enfermedades mas comunes para los trabajadores del sector salud son Hepatitis A, Hepatitis B, Influenza, Meningococo, Parotiditis, Rubéola, Sarampión, entre otros. Enfermedades perfectamente prevenibles y que lastimosamente en muchos casos no son tratadas a tiempo. Según la CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) la cobertura de vacunación entre el personal de atención médica fue del 64.3%, la tasa más baja de cobertura de la vacunación contra la influenza se registró entre el personal administrativo y de apoyo no clínico (59.1%) y entre asistentes y auxiliares (46.6%).

Un panorama que podemos prevenir y mejorar, ya que en muchos casos las prevenciones con vacunas en atomizador nasal no son suficientes, es necesario un estudio y una asesoría para ver cuando es relevante las vacunas inyectables inactivas, recombinadas o trivalentes.

Las enfermedades estacionales son una realidad que podemos combatir y prevenir, por nuestro entorno sabemos que están ahí y que podemos tratarla, sobre todo a las personas más vulnerables y expuestas a estas.

Vacunación empresarial - produmedihos contáctanos

Contáctanos para completar tu esquema de vacunación o el de tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *