Ayude a proteger a los bebés de la tosferina

La tosferina es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria, la Bordetella pertussis, altamente contagiosa que produce problemas respiratorios.  La bacteria genera una toxina que lesiona las células respiratorias y provoca tos, inflamación y fiebre. Esta puede afectar a todas las personas, adultos y niños, que muchas veces pueden ser portador de ella sin ni siquiera saberlo.

Como hemos visto en anteriores ocasiones, los bebés por no haber desarrollado aun su sistema inmune, son más propensos a las enfermedades, no solo a contagiarse, sino a que una vez contagiados, su desarrollo sea más elevado y mortal.

Por eso, siendo la tosferina una enfermedad de que es fácilmente contagiosa, incluso, una persona con el virus si toce cerca a otro individuo lo puede contagiar, los bebés tienen un riesgo elevado en verse afectados de diversas formas y muy fácilmente.

Recordemos que la responsabilidad de un bebé no es solo con su nacimiento, si queremos ayudar a prevenir la tosferina en nuestros hijos podemos vacunarnos durante el embarazo, la Tdap. Los CDC recomiendan que la reciba entre las semanas 27 y 36 de cada embarazo, preferiblemente al principio de este periodo, así la madre pasaría un refuerzo al bebé aun estando en gestación, lo que daría una pequeña ayuda temporal durante los primeros meses. Para esto debes consultar a tu médico y ginecólogo de confianza.

Durante este periodo, los adultos cercanos al bebé, padre y familiares, podemos prevenir vacunándonos o reforzando nuestro sistema para con la tosferina, eso evita que si somos portadores pasivos, eliminar en la manera de lo posible el riesgo de contagio involuntario.

A continuación anexamos una tabla de vacunación:

Edad Recomendaciones sobre la vacuna contra la tosferina
Desde el nacimiento hasta los 6 años Los CDC recomiendan la vacuna DTaP en los niños a las siguientes edades:

2 meses

4 meses

6 meses

entre los 15 y 18 meses

entre los 4 y 6 años

Entre los 11 y 18 años Los CDC recomiendan una dosis de la vacuna Tdap en los niños de 11 o 12 años de edad:

Los adolescentes que no hayan recibido la Tdap cuando tenían 11 o 12 años deben ponerse una dosis la próxima vez que vean a su médico.

De 19 años y mayores Los CDC recomiendan una dosis de la Tdap en los adultos que nunca se pusieron esta vacuna:

Se puede poner la vacuna Tdap independientemente de cuándo se haya puesto la última antitetánica.

 

*Información anexada del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades*

 

Y finalmente nuestro pequeño ya tendría los refuerzos directos, ya que con la vacunación a la madre durante la gestación, ayuda, pero no es suficiente para que su organismo genere las defensas necesarias contra esta y las demás enfermedades a las que se puede ver expuesto.

Lastimosamente aunque la vacuna es una gran ayuda, hay casos de enfermedades extremos en los cuales es necesario otras intervenciones. Puedes detectarlo porque comienza como una gripe común, moqueo, congestión nasal, estornudo, tos leve o fiebre. Pero esta si pasa de las 2 semanas comienza a generar problemas respiratorios, llegando a tos violenta que saca todo el aire de los pulmones y da episodios de asfixia. En casos más graves haciendo que tú bebe deje de respirar.

En esos casos siempre consulta a tu médico.

Todos podemos ayudar con el cuidado y protección de los pequeños, y comienza con una sencilla vacunación.

Vacunación empresarial - produmedihos contáctanos

Contáctanos para completar tu esquema de vacunación o el de tu empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *